Viajar a Canadá estando embarazada

Publicado: Sep 21, 2021 | Tags: Requisitos de ingreso a Canadá, Viajar durante el embarazo

Viajar durante el embarazo puede ser difícil debido a los riesgos y retos que implica, pero puede hacer que sea más seguro con una preparación minuciosa. Uno de los motivos por los que las embarazadas temen viajar es la prevalencia de ciertas infecciones y el riesgo de desarrollar complicaciones graves que puedan afectar al parto. Puede obtener más información sobre los posibles riesgos si analiza sus planes de viaje con un proveedor de atención médica en un hospital o una clínica para viajeros seis meses antes de la fecha de salida.

Programe su viaje

Corre menor riesgo si viaja entre las semanas 18 y 24 de embarazo porque la mayoría de las emergencias obstétricas son comunes en el primer y tercer trimestre. Los proveedores de atención médica pueden ayudarla a tomar la decisión correcta si comparte información con ellos, como el motivo del viaje, la duración, los destinos, las actividades planificadas, cualquier condición médica subyacente o complicaciones del embarazo y la disponibilidad de atención médica en el país de destino.

Asegúrese de contar con la cobertura adecuada de un seguro médico de viaje si tiene que viajar durante el embarazo. Lea con detenimiento qué cubre la póliza porque la mayoría de las aseguradoras evitan cubrir complicaciones relacionadas con el embarazo y otros casos excepcionales como la atención hospitalaria de bebés prematuros.

Vacunas

Las mujeres también deben tener cuidado con las vacunas que se ponen durante el embarazo. Deben evitar vacunas vivas como el sarampión, las paperas y la rubéola, pero las vacunas inactivadas como la hepatitis B son seguras.

Asegúrese de recibir asesoramiento de su proveedor de atención médica antes de vacunarse durante el embarazo. Le ayudará a tomar una decisión informada al evaluar factores como su estado de salud, la duración de su viaje, el país de destino y el riesgo de contraer la enfermedad.

Riesgo de transporte

El cinturón de seguridad puede causar complicaciones médicas si no se usa correctamente. Asegúrese de colocar con cuidado las correas por encima y por debajo de su estómago si usa una correa de hombro diagonal con un cinturón subabdominal. La forma más segura de usar este último si es la única opción disponible es abrochándolo en la zona pélvica, debajo del estómago.

Viaje en avión

Los viajes aéreos no suponen ningún riesgo para las embarazadas sin complicaciones médicas u obstétricas en las 36 primeras semanas de gestación. La mayoría de las aerolíneas le impedirán volar o pueden requerir una validación por escrito de un médico si se encuentra al final del embarazo. Evite decepciones de última hora comprobando las restricciones de su aerolínea preferida antes de reservar su vuelo.

El riesgo más común para las embarazadas durante los viajes es el desarrollo de coágulos conocidos como trombosis venosa profunda (TVP). Puede reducir el riesgo de TVP estirando las piernas mientras está sentada y levantándose y caminando con regularidad. Además, asegúrese de haber seleccionado un asiento en el pasillo si es posible y recuerde llevar ropa holgada y calzado cómodo. Su médico puede darle recomendaciones adicionales, como usar medias de compresión, para reducir riesgos.

Cinetosis

Las mujeres embarazadas que sospechen que pueden experimentar mareos durante el viaje pueden usar algunos de los medicamentos que se usan para tratar los vómitos y las náuseas durante el embarazo. Hable con su médico para obtener más información sobre el uso de estos medicamentos.

Riesgos ambientales y recreativos

Debe hablar con su proveedor de atención médica sobre las actividades recreativas que planea realizar durante su visita a Canadá, ya que algunas de ellas no son recomendables o pueden requerir la toma de precauciones adicionales.

Altitud elevada

Las embarazadas deben evitar altitudes superiores a los 3600 metros y a los 2500 en embarazos de alto riesgo y en la recta final. Siempre debe recordar que no hay ningún médico o centro médico disponible en la mayoría de los destinos de gran altitud. Recuerde informar a su médico si planea visitar un destino de estas características durante su viaje.

Protección contra las enfermedades transmitidas por los alimentos y el agua

Debe tener cuidado con la forma en que manipula los alimentos y no debe ignorar las precauciones con los alimentos y el agua durante el embarazo. La mayoría de las enfermedades transmitidas por el agua y los alimentos pueden ser más graves para las mujeres embarazadas y acarrear riesgo para el feto. Algunas de estas enfermedades son la hepatitis E, la toxoplasmosis y la listeriosis.

Recuerde lavarse las manos a menudo al manipular alimentos y al comer, además de realizar otras prácticas de higiene como lavarse las manos después de ir al baño, después de tener contacto con animales y personas enfermas, después de cambiar pañales, etc.

También es importante hervir o desinfectar el agua potable si no está en una botella precintada. Evite el uso prolongado de purificadores de agua con yodo porque puede provocar problemas de tiroides al feto y al recién nacido. También debe evitar la carne y el pescado crudos o poco hechos (incluidos los mariscos), así como los productos lácteos no pasteurizados.

Protección contra enfermedades de insectos y animales

Protéjase de las enfermedades relacionadas con los insectos reduciendo la posibilidad de que le piquen mediante el uso de mosquiteras, ropa protectora y repelentes de insectos. También debe evitar el contacto con animales como perros, pájaros, monos, murciélagos, roedores y serpientes.

Lleve un botiquín de viaje

Puede llevar artículos adicionales como crema para las hemorroides, medicamentos para infecciones por hongos y vitaminas prenatales en su botiquín de viaje. Los profesionales de la salud le asesorarán sobre qué puede necesitar según sus necesidades médicas.

Controle su salud

Busque atención médica inmediata si experimenta alguno de los siguientes síntomas durante el viaje: sangrado vaginal, deshidratación, diarrea o vómitos persistentes, dolores abdominales o calambres. Otras complicaciones a tener en cuenta incluyen contracciones, expulsión de tejido o coágulos, hinchazón o dolor excesivo en las piernas, dolores de cabeza intensos, problemas visuales o rotura de la bolsa. Asegúrese de consultar a un proveedor de atención médica e infórmele acerca de su viaje si experimenta alguno de los síntomas anteriores tras volver a su país de origen.

Conclusión

Viajar durante el embarazo puede ser seguro si se familiariza con los posibles riesgos. Si toma las precauciones necesarias con la ayuda de su médico, el personal de la aerolínea y sus compañeros de viaje, reducirá la posibilidad de experimentar problemas durante su viaje a Canadá.

Obtenga la autorización de viaje correcta para Canadá

Si es titular de un pasaporte de un país elegible para la eTA de Canadá, como el Reino Unido, Irlanda, Alemania, Francia, Italia, España, Dinamarca, Suecia, Noruega, o muchos otros países elegibles, tendrá que obtener una eTA aprobada antes de su visita a Canadá por turismo, negocios o salud. Comience su solicitud o visite los requisitos para una eTA para obtener más información sobre la eTA de Canadá

Solicitar una eTA de Canadá

Compartir

Facebook Twitter Youtube

Solicitar una autorización de viaje electrónica (eTA)

La eTA es una autorización de viaje obligatoria para los viajeros que visiten Canadá con fines de turismo, tránsito o negocios.

Solicitar una autorización de viaje electrónica (eTA)